Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra política de cookies.

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Parte teórica
  4. Parte metodológica
  5. Cuestionario de Normas y Valores Organizacionales
  6. Recomendaciones. Acciones
  7. Diagnóstico estratégico
  8. Estrategias Genéricas
  9. Análisis del Producto
  10. Análisis de los resultados
  11. Conclusiones
  12. Recomendaciones
  13. Bibliografía

Resumen

La planeación estratégica es el proceso de determinar cuáles son los principales objetivos de una entidad y los criterios que precedieran la adquisición, uso y disposición de bienes en cuanto a la consecución de los referidos objetivos. Por otra parte, los últimos tiempos caracterizados a nivel global por la incertidumbre económica, han sido traumáticos para la industria turística y, como otros segmentos, el Todo Incluido se ha visto forzado a reducir costos y capacidades. El Caribe en particular tuvo una buena temporada durante el invierno 2002-2003, debido a que muchos turistas cambiaron sus planes de desplazarse a los destinos cálidos de Asia o el Medio Oriente, apostando por nuestra región.

Precisamente, en la región del Caribe, se encuentra Meliá Las Américas, hotel que abrió sus puertas en 1994 bajo el modo de gestión convencional y no es hasta el año 1999 que se realizó una Planeación Estratégica orientada hacia ese régimen de operación. En noviembre de 2004 se remodela el producto y se decide operar bajo el régimen "Todo Incluido". Diferentes factores retrasaron el rediseño del Plan Estratégico a las nuevas condiciones, hasta que en febrero de 2007 se solicita su actualización.

La Planeación Estratégica del hotel, contribuirá decisivamente a la flexibilidad como principio a la resistencia al cambio y al manejo de conflictos, construyendo una visión estratégica que revele los aspectos Fuertes y Débiles, internos; y las Oportunidades y Amenazas, externas, para el perfeccionamiento de la gestión de dirección en estas nuevas condiciones. El estudio que aquí se presenta, aborda la necesidad de cambio e impactará en una gestión consistente al proporcionar una mejor guía sobre el punto crucial de "qué estamos tratando de hacer y lograr"; contribuir a que los directivos estén más alertas al proceso de cambio, a las nuevas oportunidades y a los desarrollos amenazadores; proporcionarles ideas; un razonamiento que defienda con fuerza el destinar bienes; ayudar a unificar decisiones relacionadas con la estrategia y crear una actitud más proactiva y contrarrestar las tendencias hacia las actitudes reactivas y defensivas.

Introducción

Cuentan que dos personas se hallaron con un león hambriento en mitad de la selva. Uno de ellos empezó a prepararse para correr aligerando su carga, el otro viéndolo le recriminó:

  • Vaya tontería que haces. ¿No ves que el león corre más que nosotros?

  • No, le respondió el otro: yo con correr un poco más que tú, ya tengo bastante.

De nada vale ser siempre igual. Hay que adaptarse continuamente a ser mejor que el de al lado. El reto hoy es lograr la incorporación de las inteligencias a los procesos de trabajo y a la confección de la estrategia.

La presente tesis propone rediseñar la Planeación Estratégica de Meliá Las Américas, por lo que se enmarca teóricamente un primer capítulo en la Psicología Laboral y de las Organizaciones como ciencia que se ocupa del estudio de los aspectos subjetivos que se manifiestan y conforman en el proceso de trabajo. En un segundo capítulo se describe el procedimiento metodológico que se utilizó, y en un tercer capítulo se presenta el análisis de los resultados previos al Ejercicio Estratégico y la Planeación Estratégica del hotel.

El Hotel Meliá Las Américas abrió sus puertas el 29 de julio de 1994 y alcanza el punto máximo de madurez en su ciclo de vida como empresa hacia los años 1999-2000. En el año 1999 y como parte de las acciones a desarrollar como candidato al Premio Nacional de Calidad, galardón que se alcanza en ese propio año, se realizó una Planeación Estratégica a cargo del Centro de Estudios Turísticos de la corporación de Matanzas, orientada hacia el modo de gestión Convencional, régimen en el que se operaba en ese momento.

A partir del año 2001 el producto declina[1]de modo sensible, como efecto de la presencia del modo Todo Incluido en el Caribe desde finales de los años ochenta, fundamentalmente en los destinos que no disponían de una amplia oferta complementaria. Los complejos hoteleros Todo Incluido (All Inclusive en inglés) son aquellos en los que virtualmente todo está incluido en un solo precio pre estipendiodo. Mientras tanto, en Varadero, las empresas Cubanacán, Gaviota, Gran Caribe, Horizontes y Sol Meliá, habían apostado por esta fórmula. En este concierto, en el polo turístico de Varadero, se generaliza y sólo el Hotel Meliá Las Américas mantenía el modo de gestión Tradicional, llegando a descomercializarse.

En noviembre de 2004 se desarrolló una presentación virtual para la aplicación de régimen "Todo Incluido" en el Hotel Meliá Las Américas. Desde ese momento y de importantes obras, se comenzó a añadir nuevos valores y a operar en este modo. Desde el mes de mayo de ese propio año se desarrolló un programa de tránsito, que no contemplaba de manera formal la actualización de la estrategia existente.


Diferentes factores retrasaron la revisión del Plan Estratégico en las condiciones de hotel Convencional, hasta que en febrero de 2007, dada la necesidad de contar con herramientas que armonizaran con la función de dirección para la reestructuración hacia el éxito alcanzado en los primeros 9 años, se solicita la actualización de la Planeación Estratégica para el período 2007 – 2010 al Centro de Estudios Turísticos de la corporación de Matanzas, a partir de la evaluación de la Planeación Estratégica anterior; la realización de un Diagnóstico Estratégico en cada una de las áreas funcionales; así como para alcanzar la integración de las Direcciones Estratégicas en sus respectivas Áreas de Resultados Clave, para el logro de los objetivos trazados y la Visión definida e implementar el apoyo de un modo informático integrador para el perfeccionamiento de la función de dirección en las nuevas condiciones.

CAPÍTULO PRIMERO:

Parte teórica

1.1 Psicología Laboral y de las Organizaciones

La Psicología es la ciencia que se ocupa del estudio de la conducta; y el hombre, en su condición humana tiene la capacidad de transformar la naturaleza, y su relación con ella está establecida por el trabajo como un producto preexiste en su conciencia antes de producirlo. (De la Iglesia, G. 2007). Por otro lado, las organizaciones, definidas como un modo constituido por agrupamientos humanos que se integran para cumplir actividades modotizadas y reiteradas en torno a un modo de objetivos preestablecidos en un espacio físico y con un carácter temporal perdurable (Smith, I 2004), constituyen un modo abierto en constante comunicación con el contexto, para percibir sus variaciones y adaptarse a sus necesidades. Dentro de las organizaciones se puede observar un modo formal, con sus normativas de procesos, y un modo informal determinado por la actividad e interacción habitual. La entidad plantea la configuración de un grupo humano complejo que actúa dentro de un contexto deliberadamente constituido para la realización de fines y necesidades específicas.

La Psicología Organizacional, se percibe como la disciplina que surge de la industria y se expande hacia otras instituciones hasta lograr su consolidación en la década de 1970. Algunos estudiosos la consideran como sinónimo, parte integrante o como una ampliación y evolución de la Psicología Industrial. Esta disciplina, la Psicología Organizacional, que se desarrolló a partir del movimiento de las relaciones humanas en las organizaciones, pone más interés en el empleado que la Psicología Industrial; que se ocupa de entender el comportamiento y de fortalecer el bienestar de los empleados en su lugar de trabajo. Los temas organizacionales incluyen las actitudes de los empleados, el comportamiento, el estrés laboral y las técnicas de supervisión, entre otros.

Sin embargo, los principales temas del área no se pueden categorizar como estrictamente industriales u organizacionales. Por ejemplo, la motivación es importante para los asuntos de la Psicología Industrial en relación con la eficiencia y el desempeño de los empleados, pero también resulta de gran relevancia en la preocupación de la Psicología Organizacional la felicidad y bienestar de los empleados. Si bien las dos áreas no siempre se pueden diferenciar de manera clara, unidas ofrecen una visión de la extensa naturaleza de su campo de acción. La Psicología Organizacional, lejos de centrarse en los estudios de la entidad como tal, se orienta a los individuos como integrantes de la misma. Es a partir de la década de 1980, y gracias al avance de la teoría orientada a la calidad total y a la reingeniería de procesos, que ha quedado claro que es preferible considerar como parte de la empresa o institución no solamente a quienes prestan sus servicios en ella, sino además, a quienes son los beneficiarios de sus productos y servicios; clientes, consumidores, usuarios, población objetivo o beneficiarios, y a quienes actúan como sus proveedores de bienes materiales, económicos, humanos o intelectuales.

En esta misma perspectiva, la Psicología Organizacional se ha enriquecido con aportaciones de la mercadotecnia y con técnicas derivadas de la búsqueda de la calidad. Dos casos de este tipo son los estudios de investigación de mercados y la creación de clubes de consumidores o usuarios que ayudan a conocer los factores que facilitan la retención de marcas y productos en la mente de los consumidores, así como su fidelidad a los mismos. En un sentido diferente también ha recibido otra valiosa aportación proveniente de la investigación, acerca del desarrollo de los grupos y el manejo de los sentimientos y de la autoestima. Desde hace más de cincuenta años, W. Schutz orientó sus trabajos a la identificación de la persona que hace más productivos a los grupos, y llegó a descubrir sus implicaciones en el comportamiento de los individuos de la entidad, los sentimientos y el auto concepto de los integrantes (Andía, J. 2007). Su enfoque, con invaluables contribuciones al estudio del comportamiento de los individuos en las organizaciones, ha sido confirmado por el nuevo campo de la llamada inteligencia emocional, además de que cobró forma científica a principios de la década de 1990.

Los hallazgos de la Psicología Organizacional han arrojado una luz acerca de los factores que impactan en la formación de equipos de trabajo, la motivación de los empleados, los temores que bloquean o reorientan psicológicamente el comportamiento en las organizaciones y muchos otros temas. Sin lugar a dudas, la importancia de la Psicología Organizacional consiste en que nos ha permitido comprender los fenómenos humanos al interno de la entidad en sus relaciones con el resto del modo organizacional. Por ello, los estudios de esta rama científica deben hacerse bajo el marco del enfoque de modos.

E. H. Schein (1982) considera a la Psicología Industrial como la precursora que estudiaba tradicionalmente en las décadas de 1920, 1930 y 1940, con un enfoque más limitado los mismos fenómenos que en la actualidad ocupan la atención de la Psicología Organizacional, quien ha podido incorporar una visión sistemática de esos fenómenos. Asimismo Zepeda (1999) la define como la rama de la Psicología que se dedica al estudio de los fenómenos psicológicos individuales al interior de las organizaciones, y a través de las formas que los procesos organizacionales ejercen su impacto en las personas. Por otro lado Mazabel (2000), la define como la rama de la Psicología que estudia la interrelación entre los trabajadores y la empresa.

1.1.1 El enfoque de la Psicología Laboral y de las Organizaciones

El estudio del comportamiento organizacional se percibe confundido por la enorme cantidad de términos que se intercambian y se han utilizado como sinónimos: Psicología Aplicada, contrasta con Psicología pura y abarca toda la Psicología que pretende la aplicación directa de la teoría o los métodos de la investigación psicológica; Psicología de los Negocios, término ocasionalmente utilizado por consultores y científicos de la dirección para referirse a los problemas de la dirección cotidiana, que cada vez es más aceptado y puede recurrir ase como sinónimo de Psicología Organizacional, aunque es posible que los críticos argumenten que la Psicología de los Negocios muchas veces asume la perspectiva de la gerencia y no la de los trabajadores.

La Psicología Industrial, posiblemente el primer término utilizado en esta área, reflejaba los intereses iniciales de los especialistas en Psicología Aplicada, a muchos de los cuales les interesaban los factores ambientales y físicos en el trabajo (factores humanos), la ergonomía y los grupos humanos. Psicología Industrial y Organizacional, un término utilizado casi de manera exclusiva en Estados Unidos de Norteamérica para incluir los viejos intereses de la Psicología Industrial y los más recientes de los psicólogos organizacionales, en gran medida sigue siendo sinónimo de Psicología Organizacional. (Andía, J. 2007)

La Psicología Ocupacional, término muy británico que se refiere a toda el área de investigación organizacional e industrial; en cierta forma, es confuso y ha dado origen al término más común, Psicología Organizacional.

Comportamiento Organizacional, término empleado para referirse a un área multidisciplinaria con teorías y metodologías tomadas de la Ciencia de la Administración, la Psicología y la Sociología; en Gran Bretaña y Europa, tal vez los sociólogos sean mayoría en esta área, mientras que en Estados Unidos de Norteamérica, son los psicólogos. (Andía, J. 2007)

El término Psicología Organizacional, quizá el más difundido, incluye todo el concepto de la Psicología del Trabajo y la mayor parte de los aspectos del comportamiento en el trabajo; probablemente sea el término que resultará victorioso en la batalla etimológica. (Andía, J. 2007). Sin embargo, quienes no son psicólogos se oponen al "epíteto de Psicología" y, por tanto, prefieren el término Comportamiento.

También se utiliza el término Psicología Vocacional, utilizado para referirse a un área muy específica de investigación, principalmente interesada por las alternativas vocacionales, la "adecuación" de las características de los individuos y los requerimientos del puesto, así como las diferencias entre las personas en distintas vocaciones.

La Psicología del Trabajo, término relativamente nuevo, utilizado primordialmente por psicólogos europeos para referirse a la Psicología en los Negocios, Industrial, Ocupacional, Organizacional y Vocacional. Su simplicidad resulta sorprendente, pero una vez más es posible que algunos investigadores sin grado de psicólogos se resistan a su uso. (Andía, J. 2007)

En Cuba, la Psicología Organizacional tiene enfoque propio, algo diferente al enfoque tradicional que se da por otros autores; enfoque que surge a partir de numerosos trabajos empíricos realizados en la década del 60, en centrales azucareros del norte de la antigua provincia de Oriente y de dos fuentes bibliográficas fundamentales que hasta hoy han marcado nuestra orientación en este campo: La Psicología Institucional de José Bleger y la Psicología Social de las organizaciones de Daniel Katz y Robert L. Kahn. (Smith, I; Moros, H. 2004). Bleger, psiquiatra argentino, formado en la Escuela de Enrique Pichón Rivière, aporta el concepto de los ámbitos, y dentro de estos, el institucional como el más abarcador. Aporta también el concepto de encuadre al referirse al abordaje metodológico y el de dinámica institucional, dotando así a esta del contenido psicológico que le es inherente dada la naturaleza humana del principal elemento de su composición: el ser humano. (Smith, I; Moros, H. 2004)

Katz y Kahn, psicólogos norteamericanos, con enfoque que muchos consideran "racional contingencial", no presentan contradicciones esenciales en sus enfoques de las organizaciones, incluso se compensan, acentuando los componentes socio psicológicos y la necesidad de abordarlos para lograr comprender y optimizar el funcionamiento de estas; aportan un enfoque sistémico de la entidad y el carácter socio psicológico de los lazos fundamentales que conservan la integración y supervivencia de la entidad: los valores, normas y roles o papeles. (Smith, I; Moros, H. 2004)

Un país como el nuestro, en vías de desarrollo, sin grandes riquezas naturales ni materiales, cuyo principal "capital" es precisamente su gente, su pueblo trabajador, maximizar su potencial humano en el ámbito laboral se convierte en una estrategia factible y eficaz de desarrollo sostenible y de valorización del trabajo como alternativa legítima de desarrollo social, cultural y personal. (Díaz Pérez, M 2005). Es así que nuestro enfoque de la Psicología Organizacional integra las perspectivas del análisis desde la dirección, desde los trabajadores, desde los clientes o usuarios y del desarrollo social, tiene su base en que: - el trabajo transcurre en condiciones objetivas (proceso laboral, instrumentos, equipos, normas, entidad laboral); -las interacciones entre las personas y entre éstas y sus condiciones de trabajo producen una interacción dialéctica, mediada por la actividad laboral y las características de la entidad-; ello da lugar a la formación de una subjetividad organizacional que agrupa un conjunto de componentes socio psicológicos que poseen un carácter muy particular, según las condiciones concretas del ámbito donde se originan. (Smith, I; Moros, H. 2004)

1.1.2 Cambio y Desarrollo Organizacional

En el proceso de formación para egresados de la Licenciatura en Psicología y otros profesionales afines durante el desarrollo de la Maestría en Psicología Laboral y de las Organizaciones por la Facultad de Psicología de la corporación de La Habana, se define como una disciplina que se ocupa del estudio de los aspectos subjetivos que se manifiestan y conforman en y a través de la actividad laboral, contextualizada en el ámbito material y socio psicológico en que ella transcurre. Este contexto incluye desde las condiciones más inmediatas del puesto laboral hasta las de las organizaciones laborales en su totalidad. Se entiende en este caso por entidad laboral la empresa o centro de trabajo donde trabajan personas, sin perder de vista el nivel de desarrollo económico, social y tecnológico de la sociedad en que la entidad se inserta, así como la cultura, tradiciones, costumbres e idiosincrasia de la misma.[2]

De acuerdo al contenido de la concepción teórica y su trasfondo ideológico ella se enmarca en el enfoque de Desarrollo Organizacional (DO), por lo que se considerará al promotor de esta filosofía en la entidad como un agente de cambio externo o interno. Este será el profesional de la Psicología, que de conjunto con otros profesionales recurrir aán el marco conceptual operativo subyacente para mejorar la eficiencia de la entidad a través de la promoción de una cultura por la gestión del potencial humano de la entidad.

El Desarrollo Organizacional o Cambio Organizacional, es considerado por muchos autores como una subdisciplina. Esta corriente propone un enfoque de trabajo del psicólogo en las organizaciones del tipo investigación-acción, en su modalidad organizacional, que se considera con posibilidades de responder a las exigencias del objeto de estudio y finalidad declarado. El concepto de Desarrollo Organizacional, (DO), aparece en el mundo académico y profesional hacia el fin de los años 60, siendo Richard Beckhard su principal impulsor. En la medida que las organizaciones se empezaron a concebir como modos dinámicos, complejos y adaptables, el concepto de cambio y desarrollo organizacional pasó a ser central. De modo que el cómo influir y conducir este desarrollo al nivel de la dirección y del diseño organizacional comenzó a ser de interés para la disciplina. Dentro de los conceptos fundamentales del diseño humanista se desarrollan actualmente un conjunto de modelos de Gestión Empresarial dentro de los que se destacan los de Calidad Total, Gestión Estratégica, jefatura Por Objetivos, jefatura Participativa, Gestión por Competencias, Gestión del Conocimiento, etc., que introducen novedosos conceptos de diseño, gestión y desarrollo organizacional. (Díaz Pérez, M. 2005)

En la literatura consultada sobre Desarrollo y Cambio Organizacional (DO) se destacan tres conceptos fundamentales que acompañan a la implementación de los programas de intervención desde esta perspectiva. Estos conceptos son: 1- Agente de cambio, 2- Organización cliente y 3- Intervención o consultoría. (Muchinsky, 1994). Se considera importante señalar estos conceptos no sólo como tales, sino también como valores de la práctica profesional del psicólogo en las organizaciones, teniendo en cuenta que es una profesión de servicios. La aplicación de estos tres conceptos implica que las principales intervenciones en (DO), se realizan promovidas por un agente de cambio, animadas por un enfoque de servicio orientado a la satisfacción de las necesidades de la entidad cliente, a través de la labor de intervención o consultoría. (Díaz Pérez, M. 2005)

Existe el estereotipo en muchas personas e instituciones de que la prioridad del empresario… está en la dimensión económico-productiva de la empresa y que el psicólogo se ha centrado en su dimensión humana; sin embargo en el abordaje de los problemas de la entidad es necesario un enfoque sistémico de la empresa para no desatender ni desconocer el conjunto de submodos que la componen y que participan en su dinámica, de cuya relación armónica dependerá la comprensión de su acontecer, su crecimiento y desarrollo. (Díaz Pérez, M. 2000)

Si bien el comportamiento organizacional se ha definido como un campo interdisciplinario (Rodríguez, 1999; Robbins, 2004) en el que intervienen ingenieros, sociólogos, psicólogos, administradores y otros, el comportamiento humano es objeto de estudio de la ciencia llamada Psicología (Watson, 1913; Skinner, 1970; Catania, 1976; Franks, 1991). La Psicología así como otras ciencias sociales, posee métodos de investigación reconocidos y válidos (Kerlinger, 1988) que le permiten observar el comportamiento de las personas y analizarlo a la luz de diversas variables asociadas al mismo, estableciendo relaciones funcionales entre la conducta de las personas y el ambiente en que ellas se encuentran (Skinner, 1970). A través del análisis descriptivo e inferencial de estas formulaciones es posible detectar problemas, desarrollar intervenciones, predecir el resultado más probable de una intervención y evaluar los procedimientos utilizados.

Argyris ha sido uno de los eruditos más influyentes en el campo del DO. Sus aportes sobre aprendizaje, razonamiento y pensamiento en la entidad, han tenido un enorme impacto. Argyris ha investigado el comportamiento de las personas dentro de las organizaciones desde comienzos de los años 50 hasta la fecha. En sus propias palabras: "La investigación-acción es terriblemente importante y necesaria no sólo para mejorar la práctica sino para el desarrollo de la ciencia. Lewin adoptó lo que él llamó el método "Galileo" en comparación con el acercamiento "aristotélico". Desarrolle su hipótesis, pruébela, considere incluso una excepción al confirmar la hipótesis. Los científicos buscan los criterios que predicen exactamente las cosas y son estos exactamente los que necesitan los médicos para saber qué intervenciones realizar y cuáles no". (Argyris, 2003).

Otro de los precursores de la investigación en DO es Schein. Él considera que la consultoría organizacional es una investigación-acción que toma forma de "investigación clínica". Esta idea se basa en la asunción que la entidad invita y estipendio al consultor del DO para que le ayude y que el diagnóstico y la intervención se dirigen a facilitar un funcionamiento más sano del modo. Schein afirma que cuando el investigador es un consultor al que se le está estipendiondo sus servicios, los datos que se obtienen probablemente son de mejor calidad que si se trata de una investigación académica. Esto es debido a que en la investigación pura el más interesado en los resultados es el propio investigador, mientras que en la investigación-acción los miembros de la entidad desean ayuda, por lo que serán más proclives a revelar lo que realmente está sucediendo (Schein, 1989, 1997, 2001).

En los últimos 30 años esta concepción del DO ha experimentado una evolución que ha traído a la mano una serie de nuevos conceptos y premisas que, si bien ha han introducido visiones novedosas y algunos cambios sustanciales al concepto original, han enfatizado los aspectos que hicieron de este concepto toda una novedad en su época. Siguiendo el análisis histórico del concepto que efectúa Grieves, (Grieves, 2003), entre los aspectos que se han acentuado con el paso del tiempo y la acumulación de experiencias se pueden mencionar los siguientes: a) el sustento básico del proceso de DO es el cambio en el comportamiento humano y no sólo en los bienes o la infraestructura; b) el proceso de DO promueve cambios integrales en la entidad y no sólo cambios sectoriales; c) el aprendizaje tanto a nivel individual como colectivo es un proceso crucial en el desarrollo de una entidad, por lo que la dirección del aprendizaje es un requisito para el éxito de cualquier iniciativa de DO; y e) los métodos de las ciencias del comportamiento, en particular la investigación-acción, son los más apropiados para la conducción del proceso de DO.

Por otro lado, algunos aspectos que han cambiado con el tiempo son: a) hay un creciente énfasis en considerar que el DO no acontece en virtud de una planificación central, sino más bien es un proceso que emerge desde diversos puntos de la trama de relaciones de la entidad y su entorno, por lo que el papel de los directivos ahora se convierte más en el de "administradores del caos" que en el de impulsores del proceso; b) el DO tiene lugar cuando existen condiciones para que el proceso mismo ocurra de manera combativa, más que jerárquica, involucrando no sólo a los miembros de la entidad, sino además a los "socios significativos" o "partes interesadas" que están en relación con la entidad.

Por último, siguiendo a Grieves, algunos aspectos que constituyen novedad en la concepción original del DO son: a) existe una creciente aceptación que el DO consiste en una transformación de la cultura entidad, lo que implica transformaciones en las premisas culturales que enmarcan el comportamiento de los individuos, así como las conversaciones y los significados que son posibles en la entidad y su entorno; b) el DO, como marco conceptual, ha abrazado de manera decidida los valores humanistas, bajo el entendimiento que el desarrollo de las personas que la constituyen.

Cuando una entidad requiere evaluar, modificar, potenciar el comportamiento de los trabajadores, debería apoyarse en la información de un estudio profesional y válido, que le entregue datos orientadores para la toma de decisiones respecto del problema (Guizar, 2004). Desde esta perspectiva el psicólogo organizacional puede transformarse en un aporte para la empresa: analizando el comportamiento en el modo organizacional, descubriendo las variables organizacionales que se relacionan con mayor fuerza en las personas y desarrollando intervenciones sobre aquellos factores que sean factibles (económica y estructuralmente) de ser intervenidos y sean relativamente permeables a la influencia de la intervención. Finalmente es posible evaluar el impacto de cualquier intervención, comparar a la entidad con sí misma antes y después y, con la base en los datos observados, volver a intervenir, para hacer de la evaluación y mejora un ciclo permanente, implementando así la metodología del mejoramiento continuo en los ámbitos relativos el recurso humano (Robbins, 2004) con el soporte metodológico de la ciencia aplicada. Así el rol del psicólogo en la empresa pasa de ser un "técnico-psicometrista" que selecciona atributos o un "facilitador-gurú" que alienta a que todos se expresen, lloren y se abracen, a ser un asesor estratégico para la toma de decisiones en la entidad.

Entre las funciones del psicólogo organizacional se encuentran la evaluación y selección de los Recursos Humanos, RR.HH, evaluación del desempeño, diagnóstico de necesidades de capacitación; programas de entrenamiento (capacitación, adiestramiento y desarrollo), programas de desarrollo organizacional, programas de inducción de RR.HH; participación en programas de higiene y seguridad industrial; desempeño de actividades de planificación, entidad, dirección y control en la posición de Jefe o Gerente de RR.HH y/o asistencia en departamentos afines a la especialidad; actividades orientadas a impartir enseñanza a nivel de pre y post grado en diversas instituciones educativas; estudios relacionados con el análisis de diversas variables psicolaborales en las organizaciones, y otras. (Andía, J. 2007)

1.2 Antecedentes de Estrategia

"… Las empresas que no tengan una estrategia, sean grandes o pequeñas, son muy vulnerables; y serán derribadas por los vientos de la competencia en el corto plazo…"

Michael Porter

A través de la historia hay diversos ejemplos sobre el desarrollo del pensamiento estratégico. Veamos varios de ellos. (Lozano, Arvey. 2007). El general chino Sun Tzu, en torno al año 500 a.C habla de estrategia ofensiva en su libro El Arte de la Guerra[3]en el que describe el armamento chino junto con sus modos de mando, comunicación, disciplina, distinciones de rango, estrategia y logística. (Rivas González, Antonio. 2004). En Calila y Dimna[4]colección de cuentos indios del siglo IV ya se encontraban cinco historias que se han mantenido en todas las versiones posteriores hasta nuestros días. Su finalidad era la instrucción de jóvenes príncipes para dotarlos de sabiduría, lo que se realiza por medio de fábulas. Aníbal (247-182 a.C.), general y político cartaginés, cuya marcha sobre Roma desde Hispania a través de los Alpes entre el 218 y 217 a.C. sigue siendo una de las hazañas más grandiosas de la historia militar. Más tarde, Nicolás Maquiavelo (1469-1527), historiador, filósofo y político italiano, cuyos escritos sobre habilidad política, amoral pero influyente, convirtieron su nombre en un sinónimo de astucia y duplicidad. En su libro El Príncipe, explica la necesidad de la planeación para la realización de un buen gobierno.

En la época moderna al finalizar la Segunda Guerra Mundial, las empresas comenzaron a darse cuenta de algunos aspectos que no eran controlables, como la incertidumbre, el riesgo, la inestabilidad y un ambiente cambiante. Surgió entonces la necesidad de tener control relativo sobre los cambios rápidos. Como respuesta a tales circunstancias los gerentes comienzan a recurrir a la planeación a largo plazo. En los años 70 Kenneth Andrews y Roland Christensen profesores de la Harvard Business School crean una nueva herramienta para la gestión de empresas, el SWOT, sigla de las palabras en Inglés Strengths, Weaknesses, Opportunities, Trheat; cuyo equivalente en Español es Debilidades, Fortalezas, Oportunidades y Amenazas.[5] En esta década algunas empresas grandes, principalmente norteamericanas implantaron modos de Planeación Estratégica, y consideraron que con ellos se podría predecir el futuro y diseñar una estrategia exitosa. (González, C. 2007). Aplicar un Análisis DAFO consiste en algo tan sencillo como estudiar cuáles son los puntos fuertes y débiles de una empresa, un producto, una zona turística o incluso una persona. Los parámetros que analiza esta herramienta son, por tanto, internos (debilidades y fortalezas) y externos (amenazas y oportunidades).[6]

Igor Ansoff (Citado por Evoli J. 1980), identifica la aparición de la planificación estratégica con la década de 1960[7]período de estabilidad y crecimiento, de donde pasa a Planeación en situación de ataque, 1970. Planeación para recortes y racionalización (1980). Crecimiento rentable, desmodernización, privatización y mercados mundiales (1990), y el resto de los estilos que la caracterizan en las últimas décadas del siglo XX.[8]

Como reacción a los inconvenientes de la Planificación Estratégica y a los excesos cometidos en la aplicación de las técnicas analíticas y de las metodologías formales de planificación estratégica desarrolladas en los años 60 y 70, durante la década de los 80 surge la jefatura Estratégica como un modo más avanzado de dirección por anticipación al cambio. No obstante el concepto de Planeación Estratégica siguió evolucionando en la medida en que las empresas crecieron, se diversificaron y tuvieron que enfrentarse a un entorno que cambiaba vertiginosamente. Es así, que producto de esta evolución, en la década del 60 del siglo pasado se desarrollaron varias técnicas para analizar las operaciones de una empresa diversificada y verla como un portafolio de negocios. Estas técnicas aportaban un marco de referencia para categorizar los diferentes negocios de una empresa y determinar sus implicaciones en cuanto a asignación de bienes, entre ellas: The Boston Consulting Group o BCG; Matriz ADL de Arthur D. Little; Modelo 3C"s de Kenichi Ohmae; Matriz Producto-Mercado, de Ansoff; Matriz Mckinsey; Estrategia Azul; la Matriz Tres por Tres o Atractivo del Mercado-Posición Competitiva de la Unidad Estratégica de Negocios UEN o General ElectrIc; Matriz Posición Estratégica y Evaluación de la Acción, PEYEA[9]entre muchas otras.[10]

Precisamente en 1980, Michael Eugene Porter, (n. 1947), economista estadounidense, profesor en la Escuela de Negocios de Harvard, especialista en gestión y dirección de empresas, y director del Instituto para la estrategia y la competitividad; publicó su libro Competitive Strategy, que fue el producto de cinco años de trabajo e investigación industrial y que marcó en su momento un hito en la conceptualización y práctica en el análisis de las industrias y de los competidores. Porter describió la estrategia competitiva como las acciones ofensivas o defensivas de una empresa para crear una posición defendible dentro de una industria, acciones que eran la respuesta a cinco fuerzas competitivas; competidores en la industria, rivalidad entre ellos; competencia potencial; sustitutos, proveedores, compradores; que el autor indicó que eran determinantes de la naturaleza y el grado de competencia que rodeaba a una empresa y que como resultado, buscaba obtener un importante rendimiento sobre la inversión.

Diferentes autores proponen distintas definiciones de estrategia, sin embargo, en todas estas existen aproximaciones que permiten hacer algunas consideraciones generales que pueden centrarse en la visión del estado deseado a alcanzar en el futuro; enfoque sistemático en las relaciones internas de la entidad y su entorno; la dirección de los bienes hacia fines específicos; una activa posición operacional con carácter proactivo; la definición de términos o plazos temporales:

Alfred D. Chandler. Sobre la base de las enseñanzas de la historia empresarial, específicamente después de la Segunda Guerra Mundial y en la evaluación de campañas como Sears; General Motors; Standard Oil, hoy Chevron Co. y Dupont, definió la estrategia de una empresa como: "La determinación de metas y objetivos a largo plazo, la adopción de cursos de acción para alcanzar las metas y objetivos y la asignación de bienes para alcanzar esas metas". (Primera definición moderna de estrategia ).

Ansoff. Establece que "Las estrategias, son las expresiones operacionales de políticas en el sentido de que dentro de un modo administrativo, definen el criterio operacional sobre la base de cuáles de los programas específicos pueden ser concebidos, seleccionados e implementados".

Dan E. Schandel y Charles W. Hofer. Strategy Formulation: Analitical Concepts. Escribieron sobre el proceso de dirección estratégica, describiéndolo como compuesto por dos etapas claramente diferenciadas: la de análisis o planeación estratégica y la de implementación del plan estratégico.

F. David. Gerencia Estratégica. "Una estrategia tiene que llevar a cabo estrategias que obtengan beneficios de sus fortalezas internas, aprovechar las oportunidades internas y evitar o aminorar el impacto de las amenazas externas. En este proceso radica le esencia de Gerencia Empresarial".

G. A. Steiner. Planificación de Alta jefatura. "Planificación estratégica es el proceso de determinar cuáles son los principales objetivos de una entidad y los criterios que presidieran la adquisición, uso y disposición de bienes en cuanto a la consecución de los referidos objetivos. Estos en el proceso de planificación estratégica, engloban misiones o propósitos determinados previamente, así como los objetivos específicos buscados por una empresa".

H. Mintzberg. Five Ps for strategy. "La palabra estrategia ha sido definida de cinco formas con "P". 1- Maniobra ("Play") dirigida a derrotar a un oponente o competidor. 2- Patrón de comportamiento en el curso de una entidad, consistencia en el comportamiento, aunque no sea intencional. 3- Perspectiva relaciona a la entidad con su entorno, que lo lleva a adoptar determinados cursos de acción. 4- Plan, curso de acción definido conscientemente, una guía para enfrentar una situación. En esta definición la estrategia tiene dos características esenciales: son hechos "adelantados" de la acción que se quiere realizar y son desarrolladas consciente e intencionalmente dirigidas a un propósito. 5- Posición. Identifica la posición de la entidad en el entorno en que se mueve (tipo de negocio, segmento de mercado, etc.)

J. B. Quinn. The strategic Process. Concepts. Context. Cases. "Una estrategia es un patrón o plan que integra las metas mayores de una entidad, las políticas y acciones secuenciales hacia un todo cohesionado. Una estrategia bien formulada ayuda al "Mariscal" a coordinar los bienes de la entidad hacia una posición "Única y Viable", basada en sus competencias relativas internas, anticipando los cambios en el entorno y los movimientos contingentes de los oponentes inteligentes".

Johnson y Acholes. "Estrategia es la dirección y el alcance de una entidad a largo plazo, y permite conseguir ventajas para la entidad a través de su configuración de bienes en un entorno cambiante, para hacer frente a las necesidades de los mercados y satisfacer las expectativas de los stakeholders[11]

Johnson y Scholes. "Mencionan que las características que normalmente se asocian con los términos "estrategia" y "decisiones estratégicas" son las siguientes: -Las decisiones estratégicas son aquellas relacionadas con, y que afectan a la dirección a largo plazo de una entidad. -Las decisiones estratégicas suelen estar relacionadas con el alcance de las actividades de una entidad. ¿Debería centrarse la entidad en un ámbito de una actividad o de muchas?". -Las decisiones hacen referencia, normalmente, a cómo lograr ciertas ventajas para la entidad. Por tanto, las decisiones estratégicas se conciben a veces como la búsqueda de un posicionamiento efectivo en relación con los competidores, con el fin de lograr ventajas en el mercado o respecto a los demás proveedores.

K. I. Hatten. " jefatura Estratégica es el proceso a través del cual una entidad formula objetivos y está dirigida a la obtención de los mismos. Estrategia es el medio, la vía para la obtención de los objetivos de una entidad. Es el arte (maña) de entremezclar el análisis interno y la sabiduría utilizada por los dirigentes para crear valores de los bienes y habilidades que ellos controlan. Para diseñar una estrategia exitosa hay dos reglas claves: hacer que lo que se haga, se haga bien, y escoger a los competidores que pueden derrotar. Análisis y acción están integrados en la dirección estratégica".

Menguzzato y Renau. La planeación estratégica se define como el análisis racional de las oportunidades y amenazas que presenta el entorno para la empresa, de los puntos fuertes y débiles de la empresa frente a este entorno y la selección de un compromiso estratégico entre estos dos elementos que mejor satisfaga las aspiraciones de los directivos en relación con la empresa.

Mintzberg y Quinn. "El vocablo strategos inicialmente se refería a un nombramiento del general en jefe de un ejército. Más tarde pasó a significar -el arte en general- esto es, las habilidades sicológicas y el carácter con los que asumía el papel asignado. En la época de Pericles (450 a.C.) vino a experimentar habilidades administrativas ( dirección, liderazgo, oratoria, poder) y ya en tiempos de Alejandro de Macedonia (330 a.C.) el término hacía referencia a la habilidad para aplicar la fuerza, vencer al enemigo y crear un modo unificado de gobierno global".

Mintzberg, Quinn y Voger. "En el campo de la Administración, una estrategia, es el patrón o plan que integra las principales metas y políticas de una entidad, y a la vez establece la secuencia coherente de las acciones a realizar. Una estrategia bien formulada ayuda a poner orden y asignar, con base tanto en sus atributos como en sus deficiencias internas los bienes de la entidad, con el fin de lograr una situación viable y original, así como anticipar los posibles cambios en el entorno y las acciones imprevistas de los oponentes inteligentes".

Peter Drucker. Opina que "La estrategia requiere que los gerentes analicen su situación presente y que la cambien en caso necesario, saber qué bienes tiene la empresa y cuáles debería tener".

R. E. Biasca. Estrategia es elegir.

Sallenave. "La Planificación Estratégica es el proceso por el cual los dirigentes ordenan sus objetivos y sus acciones en el tiempo. No es un dominio de la alta gerencia, sino un proceso de comunicación y de determinación de decisiones en el cual intervienen todos los niveles estratégicos de la empresa".

Thomson y Strickland. "La estrategia de una entidad consiste en las acciones combinadas que ha emprendido la dirección y qué pretende para lograr los objetivos financieros y estratégicos y luchar por la Misión de la entidad. Esto a la larga nos va a ayudar a cómo lograr nuestros objetivos y cómo luchar por la Misión de la entidad".

La definición que se maneja en la actualidad conceptualiza la Planeación Estratégica como el proceso mediante el cual una entidad define su visión a largo plazo y las estrategias para alcanzarla a partir del análisis de sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, con el fin de evaluar la situación presente de la empresa y su nivel competitivo; además, supone la participación activa de los actores organizacionales, obtención permanente de información sobre sus factores clave de éxito, su constante revisión y ajustes periódicos para que se convierta en un estilo de gestión que haga de la entidad un ente proactivo y preventivo.[12] No obstante la jefatura Estratégica no descarta un esfuerzo de planificación, entendida ésta, como un procedimiento formalizado a través del cual se formulan e implementan las acciones estratégicas de una determinada entidad, aspecto que caracteriza el presente trabajo de tesis en el nivel básico de UEN, Unidad Estratégica de Negocios.[13]

En las condiciones de Cuba en que, como consecuencia de la hostilidad y agresiones que llevó a cabo el gobierno de los EE.UU desde los primeros días del triunfo revolucionario, emigraron hacia ese país no sólo los dueños sino también directivos y técnicos de muchas empresas. Para responder a los retos que planteaba esta situación, el Che creó en 1961 la Escuela de Administración "Patricio Lumumba", que fue la primera institución creada en el país para la preparación de directivos empresariales. Entre las materias que se incluían en estos cursos estaban: tareas de un administrador, los criterios y técnicas para el análisis de costos y de la productividad, cuestiones sobre el proceso de planificación económica, elementos técnicos productivos generales, principios de entidad del trabajo, control de la calidad, normación del trabajo, entre otras. Por esta escuela pasaron, hasta mediados de los años setenta miles de cuadros, que ocuparon cargos directivos importantes en empresas y organismos. Muchos continuaron posteriormente estudios en universidades cubanas o en el extranjero. (Codina Jiménez, A. 2004)

Las deformaciones en la dirección estatal manifestadas en la hipertrofia administrativa, lógicas y hasta cierto punto inevitables de aquellos años condujeron a medidas clásicas -"lucha contra el burocratismo"-, que quizás sin una base metodológica conceptual, sí respondían a necesidades de corrección impostergable, lo que representó un proceso de aprendizaje muy rico en la dirección estatal. (Pérez Carbona, Jorge E. 2000)

En 1975, en el I Congreso del PCC, Partido Comunista de Cuba, se aprobó un nuevo Sistema de jefatura y Planificación de la Economía, SDPE. Con el propósito de preparar a los dirigentes empresariales en el dominio de los mecanismos y procesos del SDPE, en 1976 se creó la Escuela Nacional de jefatura de la Economía, ENDE, que en años posteriores se convirtió en Instituto Superior, ISDE, impartiendo la Licenciatura en jefatura de la Economía, que recibían solamente dirigentes en activo, esto es, que ocupaban cargos de dirección. (Codina Jiménez, A. 2004)

A mediados de los años ochenta, la dirección empresarial en Cuba presentaba un panorama muy diferente al de los primeros años del triunfo revolucionario como resultado del ingente esfuerzo realizado por la Revolución en el desarrollo de la educación y la economía del país, aprovechando la colaboración recibida de la URSS y otros países socialistas. En resumen, se habían producido cambios cuantitativos y cualitativos importantes en el objeto de los procesos de dirección, los trabajadores; en el sujeto, dirigentes; y en el contexto en el que ambos actuaban; mayor diversidad y complejidad de los procesos productivos. (Codina Jiménez, A. 2004)

En el plano internacional, en esos años, especialistas del "Management contemporáneo", en busca de mejorar su productividad y eficiencia; empezaron a cuestionarse la vigencia de los enfoques y conocimientos que se habían estado utilizando en la dirección de las empresas y en la formación de directivos ante los cambios significativos que se habían producido en el entorno de las organizaciones. Peter Drucker, preeminente filósofo de los negocios del siglo XX y también del siglo XXI, a él se le atribuye -según The New York Times- la creación del concepto de management y la hazaña de elevarlo a disciplina práctica, (Huertas, J. 2003), expresó en 1985: "Hacia fines de la década del setenta, y principios de la del setenta, comenzaba a verse claramente que el conocimiento en que se basaba el boom de la dirección ya no bastaba. En la mayoría de las áreas básicas se manifestó la necesidad de nuevos conocimientos. La dirección científica ya no podía aportar una mayor productividad… en lo adelante, los administradores tendrán que aprender a olvidar lo que saben con la misma rapidez con que aprenden las cosas nuevas que deben hacer…"

Consecuentemente con esto, a mediados de los ochenta hay una explosión en el surgimiento de nuevos enfoques, herramientas y técnicas en la esfera del Management, que no tiene precedentes en épocas anteriores. Esto no resultó ajeno a la dirección de la Revolución Cubana. El 26 de Julio de 1984, en el acto de conmemoración de los Asaltos a los Cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, que inició la última etapa de las luchas revolucionarias, el Comandante en Jefe, Fidel Castro, expresó: "Es necesario que nosotros perfeccionemos nuestras técnicas de dirección y de gestión… es una ciencia que se desarrolla, nosotros tenemos que adquirir esos conocimientos, desarrollarlos y aplicarlos". Para iniciar los trabajos orientados en este discurso, en 1985 se seleccionó un equipo de profesores de la corporación de La Habana, UH; y entre ellos, un grupo de profesores del Instituto Politécnico Superior "José Antonio Echeverría", IPSJAE, quienes comenzaron la búsqueda de bibliografía actualizada y se diseñaron e impartieron de forma experimental diferentes cursos y talleres a grupos de dirigentes. Un año después comienzan los intercambios con especialistas extranjeros de alto nivel y experiencia internacional, fundamentalmente de EE.UU, Canadá, España, México y otros países. (Codina Jiménez, A. 2004)

Con los conocimientos y experiencias acumuladas hasta ese momento, en 1988 se crearon los primeros Centros de Estudios de Técnicas de jefatura, el CETED en la UH y el CETDIR en el IPSJAE. Entre las primeras tareas que realizaron los claustros de ambos centros estuvo el diseño e impartición de un programa de "Formación de Formadores". Este programa tenía tres componentes: Teoría de la jefatura, Enfoques y métodos para la Capacitación de Dirigentes y Técnicas de jefatura. Simultáneamente se diseñaron e impartieron programas de capacitación a dirigentes de empresas y entidades corrientes. Ante la creciente demanda, se crearon escuelas ramales en los organismos y grupos en centros de estudios de técnicas de dirección en las restantes universidades del país. (Codina Jiménez, A. 2004)

Con la desintegración de la URSS y del "campo socialista" en la década del noventa del pasado siglo y del recrudecimiento del bloqueo norteamericano, la economía cubana perdió más del 80% de sus mercados y fuentes de abastecimiento externos, con el propósito de que los cubanos renunciaran a su proyecto social. Los empresarios cubanos tenían que empezar a trabajar en condiciones muy diferentes; los clientes y los bienes financieros ya no estaban garantizados por un "Plan", sino que tenían que resolverlos con una gestión eficiente de mercados, clientes y de los bienes financieros con que contaban las empresas que dirigían.[14] (Codina Jiménez, A. 2004)

1.3 Modelo operativo Misión-Visión

En la literatura revisada se encontró gran diversidad de modelos de Planeación Estratégica. A continuación se hace una valoración de los términos claves empleados en las definiciones sobre el concepto estrategia, evaluación de modelos diseñados por diferentes autores y criterios de expertos. En su trabajo "De la Estrategia a la jefatura Estratégica", Ronda Pupo, Guillermo A.[15] hace un acercamiento a la integración de los niveles estratégico, táctico y operativo, tras haber revisado 36 definiciones diferentes del concepto "estrategia" abordados por diferentes autores entre 1962 y 2002. Los estudios permitieron definir tres grupos. (Ronda Pupo, Guillermo A. 2002)

El Grupo I. Reúne los conceptos relacionados con la interacción empresa-entorno: Tabatorni (1975), Ansoff (1976), Hoffer (1978), Quinn (1991), Mintzberg (1993), Le Blanc (1993), Haper (1994), Saravia (1994), Certo (1994) y Wright (1996). Estos autores aportan definiciones que evidencian la esencia del surgimiento de la dirección estratégica como necesidad de una herramienta de dirección que facilite la adaptación de la entidad a un entorno turbulento y que garantice la proactividad para evitar ser sorprendida por los cambios constantes.

El Grupo II. Presenta las definiciones del concepto que hacen referencia al logro de objetivos organizacionales: Andrews (1992), Steiner (1991), Porter (1992), Lambin (1994). Este grupo pone de manifiesto la influencia que había tenido el éxito de la dirección por objetivos desde 1959 y argumenta la estrategia como vía para lograr el cumplimiento de las metas organizacionales. A diferencia del Grupo I, en éste, los conceptos no están agrupados, sino están dispersos, lo que evidencia que los mismos surgen durante el proceso de elaboración de los modelos de dirección estratégica desde 1962 a 1994. Esta etapa define el período de auge de la dirección estratégica en el mundo, de esta misma forma se puede hacer referencia al inicio de su empleo en Cuba.

El Grupo III. Tiene las definiciones que centran la atención en el término competencia. Quinn (1991), Porter (1992), Mintzberg (1993), Ohmae (1993), Harper (1994), Londoño (1995). Como se aprecia esta tendencia se acentúa en la década del 90 del siglo XX. Los conceptos de este grupo se refieren a la rivalidad, combate o necesidad de derrotar a oponentes en el campo de batalla. Como aspecto negativo se le critica la sobrevaloración del factor competencia, la violencia, así como subestiman los valores. El auge de esta tendencia se corresponde con el auge del neoliberalismo en el mundo, protagonizado por la hegemonía de los EE.UU.

Como resultado de la evaluación de los modelos diseñados por estos autores, se observa que todos se centran en conceptos claves para la dirección estratégica.[16] El primer grupo de variables se centra alrededor del concepto planeación, se puede llamar a este grupo como aquellas variables que se relacionan con la planeación. El segundo grupo tiene como concepto central los objetivos, las demás variables muestran una estrecha relación con la formulación de los mismos, por tanto se les llamará grupo de variables relacionadas con la formulación. Mientras el tercer grupo centra su atención alrededor de los conceptos: misión, visión y estrategia, los demás conceptos giran en torno a los mismos, con lo cual se refieren al diagnóstico y conceptos claves para la formulación de los tres primeros, por lo que se les llamará grupo de variables relacionadas con el diagnóstico-formulación de las estrategias.

Como se puede apreciar los conceptos centrales de los tres grupos están referidos a la fase de formulación, lo que evidencia la ausencia de integración entre los niveles estratégico, táctico y operativo, en los modelos de dirección estratégica analizados. Ronda Pupo, Guillermo A. hace el análisis de Clúster de estos modelos y obtiene 6 grupos de individuos. El primero está formado por el modelo de Eugenio Yañes, 89; el segundo por los modelos de Goldsmith, 98; el tercero por los modelos de Menguzzato, 84; Steiner I, 96; Steiner II, 96, Argenti, 97; Lazo Vento, 98; Valencia, 99; y Gárciga, 99. El cuarto lo componen los modelos de Wright, 94; David, 94; Certo, 95; Jones, 96; Borges, 96; Pérez Llanes, 96; Navas, 97; Strckland, 97; y Kotler, 98. El quinto por los modelos de Sallenave, 92; Storner, 97; Bueno, 97; y Andrews, 97; y por último el grupo sexto, que lo conforman los modelos Wheleen, 97; Fermín, 98; y Kanry, 2000.

El modelo de Eugenio Yañes fue creado en Cuba en el año 1998; él sólo constituye un grupo. Resultó ser el modelo más particular de todos los analizados y se caracteriza por atender a once conceptos, pero sólo relacionados con la formulación de la estrategia, pues ignora el resto de los grupos de conceptos antes definidos. El segundo grupo lo componen dos modelos diseñados en EE.UU y España en los años 1997 y 1998; comparten los conceptos de visión, misión, estrategia y objetivos. Contienen otros conceptos que se reparten fundamentalmente en el grupo de variables que reflejan una manera de actuar en función de la formulación y los objetivos. No consideran la integración de los niveles estratégico, táctico y operativo. Los modelos del tercer grupo fueron creados en EE.UU, España y Cuba, entre 1996 y 1999. Tienen en común que consideran los conceptos: diagnóstico, implantación, objetivos y estrategias. Tiene conceptos relacionados con la implantación, pero de forma individual no alcanzan la integración de los niveles estratégico, táctico y operativo. Los modelos que componen el cuarto grupo fueron creados en EE.UU y España entre 1994 y 1997; comparten los conceptos de objetivos y estrategia. Este grupo tiene similitud con el tercero, su diferencia está que incorpora el paso de control. Este grupo no considera los conceptos relacionados con la fase de implementación, lo que afecta los niveles estratégico, táctico y operativo.

El grupo quinto posee cuatro modelos creados en EE.UU y España entre 1992 y 1997. Está compuesto por modelos menos elaborados. Consideran en común los conceptos diagnóstico y estrategia. Al igual que los anteriores no considera la integración de los niveles estratégico, táctico y operativo. El grupo sexto lo componen tres modelos creados en Cuba, EE.UU y Japón, respectivamente entre los años 1997 y 2000. Incluye el modelo 21, el que más conceptos maneja, 17; e incluye el modelo 27, que es el que menos incluye, dos; incluye el modelo 18, con 8 conceptos en su formulación. Los tres centran su atención en las variables del grupo planeación donde comparten los pasos referentes a diagnóstico y políticas, y distribuyen el resto en diagnóstico y formulación. No dedican atención a variables dedicadas a los objetivos, aunque incluyen el paso. Este grupo centra la atención en la planeación, por lo que no posee integración entre los niveles estratégico, táctico y operativo para lograr la efectividad de la implantación.

El estudio mediante Clúster[17]de 27 modelos de dirección estratégica entre 1984 y 2001 en el mundo, demuestra que la dirección estratégica consta de cuatro fases principales: formulación, implantación, ejecución y control. Asimismo se determinó que la fase a la que se le ha brindado mayor atención es la formulación. La implantación, la ejecución y el control, aunque se mencionan como fases, presentan insuficiencias que afectan la ejecución efectiva, y es la implantación la de mayor afectación. Según informe de la revista Fortune, plantea Ronda Pupo, Guillermo A, nueve de cada diez estrategias aprobadas por la dirección de una empresa, nunca llegan a implantarse operativamente, lo que corrobora el planteamiento anterior.

No obstante para la realización del Ejercicio Estratégico se selecciona el modelo Misión- Visión, propuesto por el Departamento de Técnicas de jefatura de la corporación Camilo Cienfuegos de Matanzas. El algoritmo de trabajo que se siguió durante la realización del Ejercicio Estratégico por los consultores, responde al mismo.[18] Este modelo propone siete pasos: 1- Misión, 2- Valores, 3- Áreas de Resultado Clave y aspectos estratégicos organizacionales y por ARC, 4- Estado Actual. Diagnóstico estratégico organizacional y por Áreas de Resultados Clave, 5- Visión, 6- Objetivos estratégicos, 7- Planes de acción. El modelo que se selecciona constituye por tanto el proyecto de empresa de la entidad (Menguzzato y Renau, 1991), entendiéndose por proyecto de empresa las definiciones de misión, visión, valores y objetivos estratégicos de la entidad, conocimiento que debe ser compartido por todos sus miembros y que los guía en la voluntad de alcanzar las metas presentes y futuras, a pesar de las amenazas que puedan surgir.

Modelo Operativo Misión – Visión[19]

Monografias.com

Aplicando la técnica de afinidad funcional y semántica los problemas se identifican de la manera siguiente: P-01: Relacionado con las condiciones de trabajo en el puesto (a partir de aquí Calidad del Servicio Interno 1 ó simplemente CSi1). P-02: Relacionado con métodos, estilos y liderazgo de la dirección (a partir de aquí jefatura o simplemente D). P-03: Relacionado con nexos entre proveedor interno - cliente interno (a partir de ahora Calidad del Servicio Interno 2 ó simplemente CSi2). P-04: Relacionado con la transportación del personal hacia y desde el hotel (a partir de aquí, Transporte Obrero o simplemente TO). P-05: Relacionado con la percepción que tienen las personas acerca de la carga de trabajo y la cantidad de trabajadores existentes (a partir de aquí Personal o simplemente P). P-06: Relacionado con el cambio del hotel de la modalidad Convencional a Todo Incluido (a partir de aquí Cambio de Modalidad o simplemente Cm). P-07: Relacionado con la estimulación (a partir de aquí Estimulación o simplemente E). P-08: Relacionado con la formación y utilización del presupuesto (a partir de aquí Presupuesto o simplemente Pp). P-09: Relacionado con aspectos organizativos (a partir de aquí Organizativos o simplemente O). P-10: Relacionado con la percepción que tienen los trabajadores de los nexos entre costo-calidad-precio del servicio (a partir de aquí Relación Costo-Calidad-Precio o simplemente Rcp)

No

Problema

Notación

Tarjado

Total

1

P-01

CSi1

///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ////

64

2

P-02

D

///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///// ///

58

3

P-03

CSi2

///// ///// ///// ///// ///// ///// ////

34

Curso Superior en Procedimientos Tributarios y Régimen Sancionador

Euroinnova

19 cursos online vendidos
Curso Superior en Procedimiento Laboral: la Jurisdicción Social

Euroinnova

67 cursos online vendidos
Curso Práctico en Tráfico del Comercio y Contratación Internacional

Euroinnova

28 cursos online vendidos
Curso Superior en Logística y Control de almacén

Euroinnova

27 cursos online vendidos
Curso Práctico de Gestión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD)

Euroinnova

19 cursos online vendidos
Curso Práctico en Gestión de Personal. Planificación de Plantillas de Trabajo

Euroinnova

86 cursos online vendidos
Curso Práctico en Fiscalidad de los Planes de Ahorro y Pensiones

Euroinnova

10 cursos online vendidos
0 Comentarios




Comentarios Google+