Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra política de cookies.

    1. Introducción
    2. Obturacion
    3. Descripción y Principio del Uso del acumulador de Gutapercha McSpadden
    4. Ventajas
    5. Desventajas
    6. Efecto del aumento de temperatura durante la obturación sobre los tejiambos periradiculares
    7. Descripción de una técnica para la condensación termomecánica de la lona
    8. Son tres los tipos de ranuraes que pueden condicionar estas variaciones
    9. Posibles Contratiempos
    10. Algunas pesquisas
    11. Conclusión

    Introducción.

     El esmero del endodoncista en todas las etapas del tratamiento endodóntico, debido a la interdependencia entre los varios actos operatorios, es indiscutiblemente una premisa para el éxito en la terapéutica radicular.

    La forma en que se realizan los tratamientos endodónticos hoy en día difiere mucho de los que se realizaban en el pasado, ya que existen múltiples instrumentos y aparatos que facilitan y agilizan la forma en que se los realiza. Además se ha cambiado muchos conceptos, existen diferentes corrientes en la forma en que se debe llevar a cabo la terapia de conductos. Antes se hablaba de que se debía dejar la preparación y obturación del conducto a 1 o 2 mm del ápice radiográfico, se debía formar una matriz apical de tejido duro, los instrumentos que se utilizaban eran mucho más rígiambos y los polvos de obturación altamente citotóxicos. Hoy en día los clínicos con la ayuda de localizadores apicales pueden dejar la preparación a 0 o 0.5 mm del foramen mayor, creen que el conducto debe estar permeable en todo momento de la preparación y algunos piensan que se debe realizar una preparación biomecánica a nivel del foramen mayor para de esta manera eliminar las bacterias que quedan es esta zona y disminuir el índice de fracasos. Todas estas tendencias de preparación, ayudadas con nuevas formas de obturación mediante el uso de lona termorreblandecida y termoplastificada, compactadores activaambos como los Mc Spadden favorecen  sobremanera a la optimización del clínico en su labor diaria.

    OBTURACION

     La obturación de los ranuraes radiculares, entonces, merece una atención especial, siendo considerada un reflejo de la calidad del tratamiento realizado por el profesional, ya que ella podrá ser tan buena cuando los procedimientos realizaambos anteriormente lo permitieren.

    El objetivo de la obturación es sellar el ranura radicular y sus ranuraes accesorios, dentro del límite adecuado y de manera hermética, empleando materiales y técnicas que favorecen el proceso de reparación apical y periapical.

    A través de los años varios fueron los materiales empleaambos con la finalidad de obturar los ranuraes radiculares en la búsqueda de encontrar aquel que fuese el ideal, o sea, aquel que ofrezca conjuntamente buenas propiedades biológicas y físico-químicas.

    La lona, asociada a un polvo obturador, ha sido considerada el material de elección por la mayoría de los endodoncistas, siendo empleada en diferentes técnicas, las cuales podemos dividir en tres grupos:

    a) técnicas de obturación por condensación lateral y vertical de la lona                   b) técnicas de obturación a través de la condensación termomecánica de la lona y c) técnicas de obturación por inyección de lona termo plastificada. TECNICA

                       

            Técnica de condensación lateral                       

                   

    Técnica de condensación vertical

                    

                             Técnica de condensación termomecánica  Mc Spadden

    La intención de este trabajo es describir una de las técnicas de condensación termomecánica de la lona, empleando el acumulador introducido por McSpadden en 1979.

    Descripción y Principio del Uso del Condensador de Gutapercha McSpadden

    El acumulador de lona es un instrumento de acero inoxidable con el mismo diseño de la lima Hedstrõem, pero con la rosca invertida.  

    Estos compactadores fueron introduciambos por McSpadden en 1978, y estos consisten en la utilización de energía fraccional, a través de un compactador rotatorio, que derrite el cono principal de lona, para  luego  compactarlo hacia apical. 

     Son ofreciambos con una numeración que va de 25 a 140 y con una medida de 25 mm. Una regla milimetrada acompaña al conjunto de acumuladores la que va a ser utilizada en la odontometría y en el ajuste de la profundidad de penetración de los acumuladores. Esta regla también posee orificios para calibrar instrumentos endodónticos y de conos de lona.                                   




     

     Kit de compactadores con la regla milimetrada especial

    Con el acumulador girando como un tornillo en reversa contra la lona, esta se plastificará debido al calor producido por la fricción y se irá a compactar tridimensionalmente dentro del ranura radicular por acción de la parte activa del acumulador.

    Para poder desarrollar el calor suficiente para plastificar la lona, el acumulador debe ser empleado con auxilio de un contra ángulo y motor de baja velocidad y alto torque, capaz de desarrollar por lo menos 8000-15.000 rotaciones por minuto.

    Es esencial que el empleo del acumulador sea hecho con el motor de baja velocidad girando en el sentido indicador por motivos los que serán expuestos oportunamente.

    El uso correcto del acumulador de lona permite varios procedimientos:

    Ventajas

    • Obturar termo-mecánicamente los ranuraes radiculares en segunambos;
    • Obturar reabsorciones internas, ranuraes laterales, ínter conductos;
    • Resumar ranuraes insatisfactoriamente obturaambos;
    • Auxiliar durante la cirugía endodóntica cuando se hace necesario una obturación transoperatoria.

     Desventajas

    ·         la extrusión de lona al periapice,

    ·         sobrepaso del cono principal hacia la región apical si no se utiliza un cono del tamaño adecuado,

    ·         fractura del compactador por exceso de tropa o curvas muy pronunciadas

    ·         lona adherida al compactador  por utilizarlo por perioambos de tiempo prolongaambos

    ·         en ocasiones se necesita una gran cantidad de conos accesorios.

    Efecto del aumento de temperatura durante la obturación sobre los tejiambos periradiculares

    Un aumento de 10° C o más sobre la temperatura corporal, por más de un minuto es suficiente para causar daño tisular. En varios estudios se ha comprobado  cuantos graambos aumenta la temperatura dentro de raíz, durante la obturación con lona termoplastificada y termoreblandecida.  En 1983 Figdor y col. reportaron un incremento de temperatura, en rangos que van de  85° a 100° C dentro del conducto radicular, el mismo año  Dollard y col. reportaron temperaturas  de 55° a 73° C dentro del conducto radicular durante la obturación con una técnica de  lona termoplastificada

    Descripción de una técnica para la condensación termomecánica de la lona.

    La técnica que describiremos difiere un poco de aquella inicialmente propuesta para el uso ideal del acumulador, que preconizaba el empleo apenas de conos de lona principal (con o sin polvo) de número 1 o 2 veces mayor que el del instrumento memoria.

    De esta forma, el cono se trabaría 1-2 mm en la medida real del trabajo, y, cuando es termoplastificado por el acumulador de lona, seria condensado de forma pasiva (sin movimiento de pistón) tridimensionalmente en toda la extensión del ranura radicular.

    Confirmamos que la asociación del acumulador de McSpadden con la técnica de condensación lateral convencional, semejante a la propuesta por Tagger en 1984 (técnica híbrida), que preconizaba una condensación lateral convencional asociada a la plastificación de la lona empleando un acumulador denominado Engine Plugger (parte activa con la forma de lima tipo K con la rosca invertida), produce una obturación de ranura radicular más segura y de calidad superior.

    Descripción Secuencial de la Técnica. (Prerrequisitos y su ejecución):

    • El paciente debe estar bien anestesiado;
    • El acceso a los conductos debe ser lo más amplio y directo posible, sin debilitar la estructura coronaria del diente;
    • Limpiar y modelar el ranura de manera cónica. Las paredes del ranura radicular y principalmente la marco apical debe estar adecuadamente preparaambos de modo que el cono de lona principal quede muy bien trabado;
    • Deje la radiografía del cono de lona que mejor se adapte a la marco apical, llenar el mismo con una pequeña cantidad de polvo y llevarlo en posición. En los casos de lesión periapical, hay presencia de erosión apical con destrucción de polvo, de forma que para evitar extravasamientos accidentales, se recomienda hacer el cierre apical con hidróxido de calcio;
    • La selección del polvo endodóntico (con o sin hidróxido de cálcio) va estar pendiente de la preferencia del profesional y del tipo de ranura a ser obturado (atrésico o amplio). En ranuraes atrésicos o cuando percibimos la presencia de ranura lateral preferimos hacer uso de un polvo resinoso, que fluidifica junto con la lona a través del calor producido por la atrisión generada por el acumulador y llega con mayor facilidad en áreas poco accesibles. Es importante que se emplee apenas la cantidad necesaria de polvo obturador;
    • Con el auxilio de espaciadores digitales aumentar algunos conos de lona secundarios en cantidad que irá a desfigurar de acordé con el capacidad del ranura radicular a ser obturado, de modo que quede lona suficiente para llenar todo o ranura;
    • Cortar el remanente coronario los excesos de los conos de lona, para que los mismos no se enrollen en el acumulador durante la obturación. Otro factor que causa el deslizamiento de los conos de lona alrededor del acumulador es concerniente a la marca comercial de los conos empleaambos. Conos produciambos con una mayor proporción de óxido de zinc son más rígiambos y lisos, teniendo una dificultad mayor en la plastificación de la lona;
    • Hacer la selección del acumulador que en la mayoría de los casos debe ser de un capacidad un número o ambos superior en relación al cono de lona principal. La selección del capacidad del acumulador debe ser hecha de acuerdo con el tipo de conducto a ser obturado;
    • Establecida la profundidad de penetración del acumulador, utilizar como referencia guías de silicona o, para profesionales más experimentaambos, las líneas calibradas de la punta del instrumento, es una forma de asegurarse contra una inserción excesivamente profunda;
    • Verificar la dirección de rotación del micro-motor con el auxilio de una compresa de gasa apretada manualmente sobre la parte activa del acumulador. El sentido de rotación estará correcto (sentido indicador) si, después de manipulado el motor, la gasa es empujada para el frente y el acumulador para atrás. En caso de que la gasa se enrosque en el acumulador, el micro-motor estará girando en el sentido anti - indicador, debiendo tener su dirección de rotación invertida;
    • Introducir el acumulador en el doméstico del ranura radicular hasta encontrar resistencia;
    • El total sellado del ranura radicular será obtenido llevando el instrumento en dirección apical hasta 1,5-2 mm de distancia de la medida real de trabajo. En ranuraes rectos o de poca curvatura, con pequeños movimientos de pistón, manteniendo el contacto entre el instrumento y los conos de lona en la embocadura de los ranuraes radiculares. Nunca forzar el instrumento (acumulador) más allá del límite apical de trabajo;
    • Nunca resistir demasiado al retroceso del instrumento, permaneciendo en el doméstico del ranura radicular por 10 segunambos como máximo. No se debe prolongar demasiado la permanencia del acumulador en rotación dentro del ranura, evitando con esto tanto el calentamiento excesivo y consecuentemente el daño al ligamento periodontal, y la adherencia de la lona al cuerpo del instrumento, causando fallas en la obturación. El calentamiento demasiado de la lona también puede generar una excesiva retracción de la misma después de enfriada, ocasionando un sellado deficiente;
    • La retirada del acumulador dentro del ranura radicular debe ser hecha con el mismo todavía girando;
    • Después de retirado el acumulador, hacer rápidamente la condensación vertical de la lona plastificada con acumuladores verticales de modo de conseguir una mejor adaptación de esta en el doméstico del ranura radicular.

     

    Prueba del sentido de giro del compactador por medio de una gaza, este debe girar siempre en sentido indicador

    De acuerdo con la forma del ranura radicular podremos tener pequeñas variaciones en la técnica básica arriba descrita.

    Son tres los tipos de ranuraes que pueden condicionar estas variaciones, a continuación:

    1. Canales Rectos, amplios o con instrumentación escalonada:

    Como este tipo de ranura radicular normalmente se presenta amplio en su porción coronaria, habrá un buen anchura entre la lona y la pared dentinaria, siendo necesaria una cantidad mayor de conos accesorios y el compactador utilizado puede ser ambos números arriba del cono principal.

    El ranura debe estar ensanchado lo suficiente, a manera de facilitar que el acumulador penetre hasta por lo menos 3 a 4 milímetros antes de encontrar cualquier resistencia.

    En un diente multirradicular, sumar inicialmente el ranura que presentar mayor dificultad.

      El acumulador debe ser usado en máxima rotación y en sentido indicador. Después de algunos segunambos la lona ya se encuentra plastificada lo suficiente y la resistencia ofrecida es mínima. Entonces se hace una leve presión en sentido apical hasta aproximadamente 2 mm de la medida real de trabajo.  

    Después de insertado el acumulador hasta el nivel deseado se tiene la sensación que el instrumento retrocede, es cuando, sin ofrecer resistencia, se retira el acumulador lentamente del ranura radicular con suaves movimientos de pistón. No olvidar que el acumulador salga del ranura radicular girando. 

    Por fin se hace la condensación vertical de la lona plastificada.

     2. Canales Mésio-Distalmente estrechos y Vestíbulo-Lingualmente amplios:

    En los casos de ranuraes estrechos, el cono de lona principal ocupará mucho anchura en el doméstico del ranura radicular siendo necesaria una cantidad menor de conos accesorios.

    Inserte el acumulador seleccionado, de número igual o un número menor que el cono principal y haga suaves movimientos laterales de vestibular para lingual, evitando así anchuras en la obturación.

     Estos movimientos deben ser ejecutaambos con extrema delicadeza, evitando forzar el acumulador contra las paredes del ranura radicular, lo que consiste en una mayor causa de accidentes envolviendo la fractura del instrumento en doméstico de los conductos.

     Como el acumulador realiza un movimiento de desenroscar, no ocurrirá el anclaje en las porciones más estrechas del ranura.  

    3. Canales Estrechos y Curvos:

    La preparación de la porción coronaria del ranura radicular es de suma importancia, como la completa remoción del hombro dentinario, de modo de obtener r el mejor acceso posible a los tercios medio y apical, diminuyendo así el grado de la curvatura del ranura radicular

     El ranura debe ser preparado en su porción apical hasta el diámetro 20 o 25 y a aproximadamente 4 mm de la porción apical de la preparación el ensanchamiento debe llegar hasta el diámetro de la lima nº 45 ou 50, lo que es conseguido con un buen escalonamiento.

     El cono de lona principal, llenado con el polvo obturador, es llevado al doméstico del ranura y adaptado a la altura la medida real de trabajo. Enseguida, hacemos la condensación lateral con espaciadores digitales. Luego de la colocación de los conos secundarios, un acumulador nº 30 o 35 es introducido al nivel más próximo posible de la porción apical, sin forzarlo en la curvatura. Se debe permanecer a este nivel de 7 a 10 segunambos en rotación máxima, plastificando la lona en toda su extensión.

     Estando la lona plastificada, se retira el acumulador del doméstico del ranura en suaves movimientos de pistón. La porción mas apical del material obturador, anteriormente obturada por la condensación lateral no es plastificada, pero el restante didamente sellado con lona plastificada y adaptada.

     

    Tipos de conductos que pueden desfigurar la tecnica de odturacion

    Posibles Contratiempos

    A) Fractura del Compactador

    Las fracturas del compactador son accidentes operatorios que pueden ser causadas por varios motivos, entre los cuales podemos citar la baja velocidad del contra-ángulo y micro-motor, presión vertical excesiva, empleo forzado contra las paredes o en curvaturas de ranuraes, empleo del sentido anti - indicador de rotación y fatiga del material por demasiado uso.

    Toambos los motivos de fractura de compactador arriba citaambos son consecuencia del empleo inadecuado del mismo por parte del operador, pudiendo ser toambos ellos preveniambos y evitaambos.

    Dentro de los empleos inapropiaambos del acumulador de lona, el que puede traer consecuencias mas desagradables esta el uso en sentido anti - indicador, pues de este modo, en vez de sumar la lona en el doméstico del ranura, el la expulsará y penetrará en el ranura como una taladro, con alta posibilidad de fractura del instrumento y/o perforación de la raíz.  

    Para prevenir el empleo del acumulador en el sentido anti - indicador, se debe previamente a su uso en el doméstico del ranura, hacerlo girar envuelto por una compresa de gasa. Si el micro-motor esta girando en sentido indicador el instrumento realizará un movimiento de desenroscar y expulsará la gasa. Si la gasa se enroscara en el compactador es señal de que está girando en el sentido anti - indicador, debiendo ser invertido.  

    Cuando lo empleamos en el sentido correcto y realizando el movimiento de desenroscar, el compactador no se trabará en las partes más estrechas del ranura radicular y, la posibilidad de una fractura en consecuencia de presión indebida, normalmente el instrumento fracturado quedara envuelto en la lona.  

    La remoción del acumulador fracturado generalmente no presenta dificultades y en la mayoría de las veces puede ser hecha con el auxilio de una pinza. Cuando el instrumento está fracturado y se va a una porción mas profunda del ranura, podemos removerlo con el auxilio de otro compactador de mayor capacidad que, al entrar girando, forzará el reflujo de la lona plastificada vía apertura coronaria, trayendo consigo el compactador fracturado.

    B) Aparecimiento de fallas en la lona plastificada observada en la radiografía:

    Normalmente el aparecimiento de fallas en la obturación es consecuencia del uso prolongado del compactador en el doméstico del ranura causando la plastificación excesiva y la adherencia de la lona al instrumento, también se debe evitar el daño al ligamento periodontal debido al calentamiento excesivo generado. Para evitar este contratiempo no debemos pasarnos de 10 segunambos para finalizar la condensación .

    Observadas las fallas en la obturación podemos replastificar la lona, abrir anchuras con un espaciador digital, aplicar mas de uno o ambos conos accesorios y emplear nuevamente el compactador.

      Preferiblemente, debemos hacer uso de este recurso en obturaciones recientes con el polvo todavía en estado plástico, proporcionando un mejor sellado, lo que no seria conseguido con el polvo endurecido que se fragmentaria por deformación.

      C) Radiografía final evidenciando líneas diagonales en la obturación:

    Cuando encontramos líneas diagonales en la radiografía de la obturación final, probablemente usamos un acumulador de capacidad menor que el indicado para el caso o pasamos poco tiempo con el acumulador trabajando en el doméstico del ranura. De esta forma, la lona no fue adecuadamente plastificada y sufre apenas una torsión en el doméstico del conducto, dando un aspecto radiográfico característico.  

    Podemos corregir esta falla usando un acumulador de capacidad adecuado trabajando en un anchura de tiempo un poco mayor. Estando la lona plastificada, podremos hacer uso de los espaciadores digitales, aplicar uno o ambos conos accesorios más de lona y volver a emplear el acumulador.

    D) La lona gira alrededor del acumulador y no penetra en el ranura:

    Algunas veces la lona apenas gira alrededor del acumulador, no plastifica y en consecuencia no entra en el doméstico del ranura radicular. En la mayoría de las veces estará ocurriendo un contacto inadecuado entre el acumulador y la lona, y que puede ser corregido con el uso de un acumulador de mayor capacidad.

     Otra causa de este problema es el empleo de ciertas marcas de conos de lona que, talvez por el proceso de fabricación que emplean una mayor proporción de óxido de zinc, parecen tener un estrato externa "encerada", de aspecto brillante. Tal lona parece tener lisura mayor y, en consecuencia, una mayor dificultad en contacto con el instrumento, dificultando su plastificación.

      E) Fallas en la obturación de la región apical:

    Para que no ocurra falla en la plastificación de la lona en la porción apical debemos hacer una odontometría confiable y llevar el acumulador hasta la profundidad de inserción preestablecida, o sea, hasta 1,5-2 mm en ranuraes rectos o de poca curvatura .

    F) Sobre Obturación con punta de lona no plastificada:

    Cuando ocurre que una punta de lona no plastificada es lanzada fuera del foramen apical, probablemente hubo falla en adaptación del cono principal o el foramen está abierto o en rombo, transportando en un diámetro inferior del cono principal en relación al del foramen apical. Para evitar tal accidente, debemos hacer un análisis minucioso de cada caso antes de decidir la técnica de obturación indicada. Decidido por el uso de la técnica de termoplastificación de la lona, la preparación de la marco apical y la adaptación del cono principal son de fundamental importancia.

    G) Extravasamiento con lona plastificada:

    La extrusión de la lona plastificada a través del foramen apical puede ser causada por la indicación indebida de la técnica en dientes con forámenes muy amplios o por empleo inadecuado del acumulador, llevado a un nivel más allá del determinado para su profundidad de inserción o por no ponderar su movimiento de reflujo.

    Nuevamente se hace importante escoger la técnica de obturación mas segura para el caso, respecto a la profundidad de inserción predeterminada, tomando como referencia topes de silicona o las ranuras al final del instrumento y la sensibilidad adecuada por parte del Profesional, adquirida a través de ejercicios en troquel o en dientes en la mano, para que se controle adecuadamente la presión ejercida durante el movimiento de reflujo del acumulador.

    Algunas pesquisas

    FUSS et al. (1985) avaliaram, comparativamente, a qualidade da obturação com cones de guta-percha e cimento do tipo Grossman, usando o compactador de McSpadden, o Engine Plugger e a técnica de condensação lateral. Eles concluíram que as técnicas apresentam a mesma capacidade de obturar o terço apical ambos canais radiculares.

    HOPKINS et al. (1986) avaliaram, com uso de radioisótopo, a extensão da microinfiltração apical, comparativamente, entre as técnicas de McSpadden e de condensação lateral. Os autores concluíram que a técnica de condensação lateral com cimento endodôntico promove um selamento apical melhor do que a técnica termomecânica de McSpadden, quer realizada com ou sem cimento obturador.

    HARRIS et al. (1982) compararam a capacidade selante das técnicas de McSpadden com e sem uso de cimento e a de condensação lateral. Os autores avaliaram a infiltração marginal apical por meio do radioisótopo Ca45. Os autores constataram que a técnica de McSpadden sem cimento apresentou uma infiltração maior do que a técnica de condensação lateral com cimento e que os grupos da técnica de MsSpadden entre si não demonstraram diferença significativa.

    PESCE et al. (1995) estudaram in vitro, de modo comparativo, o selamento marginal apical promovido pela técnica de McSpadden original; modificada e pela técnica da condensação lateral, utilizando o cimento N-Rickert®. Os autores observaram que, após a infiltração do corante azul de metileno, as técnicas de McSpadden modificada e a técnica de condensação lateral exibiram valores de infiltração marginal apical estatisticamente menores que a técnica de McSpadden original

    Conclusión

    Según los estudios realizaambos concluimos que desde los primordios de la endodoncia se busca incansablemente las mejores alternativas para realizar un tratamiento endodóntico con suceso, esa búsqueda ha generado mejorías técnicas, instrumental y material, pero  según investigación,  las tres técnicas  mencionadas son pasibles de infiltración no habiendo diferencia significativas entre los resultaambos obteniambos entre las mismas

     Aun hay un  arduo camino a ser recorrido y, por tanto,  innúmeras pesquisas a ser realizadas para llegar a un  común consenso, pero esto siempre va a estar directamente ligado a la conducta práctica, el conocimiento y aplicación de una correcta técnica por parte del profesional en la hora de proceder al tratamiento; solo de esa forma se logrará un resultado lo más cercano posible a lo ideal en los diversos estamentos de la práctica odontológica.

     

     

    Autor:

    Débora Ríos

    debi_rios[arroba]hotmail.com

    Ninfa Armoa



    0 Comentarios


    Comentarios Google+