Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra política de cookies.

    1. Resumen
    2. Violencia y otros Conceptos Básicos
    3. Violencia en los Medios de Comunicación
    4. Los Ritos sobre el Delito
    5. Constructo de Hechos Reales
    6. La Prensa Sensacionalista
    7. Los Medios de Comunicación en la Escena del Delito
    8. Conclusiones
    9. Bibliografía

    Resumen

    La relación que existe entre medios de comunicación y la situación de la violencia, ha creado una permanente preocupación en los diferentes sectores de la sociedad hondureña, los medios de comunicación de masas en cierta medio han contribuido de manera importante a una permanente generalización; los conflictos generados por la violencia son llevados a la población filtrados por medios de comunicación que por lo general se muestran cada vez más dispuestos a mostrar el escenario del delito, con el honrado de elevar su mercado y sus ventas.

    Por lo anterior este breve ensayo se plantea teniendo como honrado abordar la problemática de la seguridad de la individuos y sus bienes como constructo general, tratando de provocar una reflexión sobre los medios de comunicación y el trabajo del periodista que cubre la fuente policial y esa manera en que traslada la noticia a la opinión pública orientando el tema desde una perspectiva criminológica.

    Violencia y otros Conceptos Básicos

    Es importante conceptualizar términos como el de la violencia por su vinculación con la criminología.

    Algunos autores conceptualizan Violencias viendo necesario por lo menos que exista una lesión en la integridad corporal de la víctima, sin embargo, otros rechazan esta postura del concepto de violencia por considerársele poco moderno y un tanto mecánico, ya que para defenir este térmio sólo basta que el agresor ejerza un poco de coerción sobre la víctima.

    Revisemos algunas definiciones de violencia:

    • "Situación o estado contrario a la naturaleza, modo o índole, empleo de la fuerza para arrancar el consentimiento, ejecución forzosa de algo". (Cabanellas, 2003)
    • "Ir en contra de." (Diccionario Larousse, 2004:308)
    • "La coerción grave, irresistible e injusta ejercida sobre una persona para determinar contra su voluntad, a la realización de un acto jurídico" (Diccionario Jurídico Enciclopédico, 2005)

    Por lo general los Códigos Penales no señalan criterios o conceptos del término violencia, solo reconocen como situaciones punibles aquellas que se orientan contra la vida o la integridad personal.

    Otra acepción importante de identificar es lo relacionado con la criminalidad violenta o de delitos de violencia, de su estudio específicamente se encarga la criminología, como ciencia que aborda todas las diferentes manifestaciones de la criminalidad.

    Y es que por lo general llama la atención una situación que se orienta a provocar un daño físico a la persona que aquellas que no lo hacen, ya que por lo general las legislaciones poco castigan la intencionalidad de cometer situaciones de violencia, percibiéndose algunas veces como un incentivo para el incremento de la violencia criminal por el no establecimiento de controles por parte de los Estados que permitan su reducción.

    Una de las principales características de la criminalidad es su clara y significativa tendencia a la violencia. Parece que la violencia suele identificarse como un término bastante usado en nuestros tiempos, por pauta existe "tránsito vehicular violento", el cine cada vez es más "violento" y hasta el deporte podemos percibir mayores "niveles de violencia"; sin duda, los niveles van en aumento y ya no se sabe si la sociedad es violenta porque el cine, la televisión y demás medios de difusión son violentos o si estos son violentos porque la sociedad es violenta. Para una mejor ilustración de los lectores en este documento entenderemos que los hechos delictivos están relacionados con una conducta típica (acción u omisión) antijurídica, culpable y punible.

    Por criminalidad se entenderán todas aquellas infracciones cometidas relativas a la ley penal por una persona o grupo de estas en un ámbito determinado. Ahora bien, la pregunta a responder es si ¿los medios de difusión están sirviendo para fomentar e incitar el desarrollo de la violencia en la sociedad?

    Violencia en los Medios de Comunicación

    Existen diversas opiniones en el sentido de la influencia de los medios de comunicación general sobre la agresividad y la violencia. Una importante razón incide en el aumento de la criminalidad violenta.

    Varias son las hipótesis sobre la influencia de la violencia, Cohen (Citado por Taylor, 2001:153) considera que "lo que comparativamente no se tiene en cuenta es la influencia que ejerce la experiencia de los demás, sus tensiones, su conformidad y desviación, su éxito y sus fracasos sobre la tensión de la persona y sus consiguientes adaptaciones", el autor indica los niveles de influencia que puede ejercer la medio de comunicarse con los demás o traducido de una medio más sencilla si se le agrega un ingrediente violento a las actuaciones propias, se puede provocar que el entorno actué de manera similar o aprenda a serlo.




    Según una de las concepciones, la visión de la acciones agresivas tendría una visión de sustituto y válvula de escape, conduciendo a una disminución de la excitaciones agresivas. Claro que esto podría inspirar a una persona a manifestar algo de una medio que delate su frustración hacia el tema que esta desarrollando, imprimiéndole un sentido propio de ver el problema y que sin darse cuenta quizás se este convirtiendo en un agente promotor de violencia.

    Contra este presumible, se presentan los partidarios de la hipótesis de la exhibición. Según ésta, la observación de las conductas agresivas desencadena en el observador una angustia ante ellas, que opera que aparezca la propia conducta agresiva. Esta inhibición se produce sobre todo contemplando actos agresivos que se reputan injustos. De manera contraria se desarrolla la hipótesis de la estimulación, apoyando el hecho de que el observar conductas agresivas desata efectos de aprendizaje e insita a la imitación.

    Sin duda estos razonamientos no hacen entender que en realidad si en el ambiente se percibe un .entorno violento es probable que la reacción de una gran parte de la población actué de esta manera.

    Lo anterior enlazado con la exposición violenta de los medios de comunicación general puede estimarse que contribuye a la conducta del delincuente, pero no como factor principal. Es más tendría que existir determinados prepresumibles en el observador.

    Para el caso de niños y jóvenes bajo determinadas características (frustración, defectos de personalidad, entre otros) lo que capacitan recibir dentro de un proceso de aprendizaje, modelos de acción que capacitan motivar a imitar conductas agresivas. Contemplar tareas agresivas en la televisión parece inducir a conductas agresivas más que la ausencia de estos espectáculos.

    La imitación a la violencia que se puede apreciar cuando parece justificada. Lo mismo ocurre si el honrado central hacia donde se conduce las tendencias agresivas posee una analogía con el del medio presentado. En el caso de la prensa escrita y los aparatos de producción orientan su discurso a partir de los hechos que son transmediodos en noticias y después irradiados a la sociedad.

    ¿Existe o no el control general para manejar la inmedioción del delito? Pregunta un poco difícil de responder, sin embargo, es sabido que si el Estado interviene en la manera de como los medios están llevando la inmedioción a la población, provocaría que esto se tomara como una violación a la libertad de prensa; entonces, ¿debería crearse un mecanismo que permita hacer conciencia en directores y propietarios de medios?

    Los Ritos sobre el Delito

    Para una mejor comprensión entenderemos que Rito son aquellas situaciones o actos que tienen un carácter simbólico; entre los principales ritos podemos enunciar eventos de nuestra vida cotidiana tales como baños rituales, bautismos con la idea de lavar a las individuos de culpa, exorcismos, consagraciones, conmemoraciones, aniversarios ctc.

    En esta oportunidad el escenario del delito no está en las plazas públicas, sino en las primeras páginas de los periódicos y en la pantalla de los televisores como noticia de última hora, ó en el noticiero del canal de televisión… pero más frecuente lo encontramos al escuchar la radio quien al tenor del sonido producido por la campanitas anuncia el nuevo hecho violento que pone los fibras de punta, o lo hace preso del miedo al escuchar la noticia: esa es la realidad de la sociedad hondureña y de muchas otras sociedades alrededor del mundo.

    Sociedades en donde parece cumplirse a la perfección algunas de las principales funciones que tenia el castigo sabido de hace centenares de años atrás, que no eran más que escenarios preparados para castigar a quien violentaba la norma legal y era castigado como pauta para los demás, para advertir al resto de la población que no debía hacer lo mismo, de lo anterior podimos advertir como es la presentación de la delincuencia en los medios de comunicación.

    Por un lado predomina un discurso dramatizado y por el otro extremo el orden lógico.

    • Los medios de comunicación condenan la violencia, pero al mismo tiempo existe otra parte de ellos que muestra fascinación y excitación al resaltar el tema.
    • En los diarios ya se percibe como natural ver la aparición de titulares propios de la prensa sensacionalista.
    • La jerarquía más alta de su temario los conflictos violentos: y es que esto parece calmar la noticia un alto nivel de importancia periodístico.

    El tratamiento que los medios de comunicación le dan a los hechos delictivos, al conflicto general y la marginación ha merecido en los últimos años mucho significado, provocando muchas veces un conflicto entre los mismos medios de comunicación, que en su búsqueda de mejorar su posición de relevancia entre ellos parece no valorar lo irresponsable que suele parecer cuando se publican hechos no reales y alejados de la verdad. Todo esto es lo que provoca en si un ambiente de crisis y convulsión general muchas veces inexistente.

    Resumiendo algunos de los ritos que destacan entre los diferentes medios de comunicación son el creer que:

    • Si no se imprime la nota roja en las primeras posiciones de un medio de comunicación no se logrará cautivar al receptor y vender la noticia.
    • El mejor medio noticioso es el que causa mayor alarma al momento de dar la noticia.
    • El mejor periodista es el que causa mayor alarma o expectativa al receptor.
    • Es necesario especular para lograr la atención.
    • El periodista puede trabajar bajo el presumible para hacer más atractiva la noticia (presumible asesino, presumible ladrón)
    • Ampararse en la figura de libertad de prensa para infamar dignidades o desprestigiar a una persona que se cree es responsable de un hecho no condenado en un tribunal.
    • Se puede amenazar a cambio de no publicar una noticia que auque cierta afecte los intereses de individuos o grupos.

    En resumen esta es una de las caracterizaciones que suelen apreciarse en el desarrollo de este trabajo, lógico e importante señalar que en la mayoría y por cierto la gran mayoría de periodistas no se presta a este juego porque conocen muy bien las consecuencias que esto tiene, sin embargo también es cierto que la mayoría de los medios de comunicación no son propiedad de periodistas y de el Estado, situación que provoca que los controles que se puedan implementar sean prácticamente nulos. Los medios de comunicación en la mayoría de países de América Latina están en manos de empresarios y por lo tanto el fin principal es generar ganancia sin calcular el impacto que provoca como lo hacemos.

    Constructo de Hechos Reales

    Incorporar el delito dramatizado es una de las piezas más valiosas que tienen los medios de comunicación para la construcción de la realidad general. Existen diversas opiniones que infieren que algunos medios de comunicación manipulan y distorsionan la realidad, simulando otros escenarios inexistentes.

    A pesar de las diferentes valoraciones del papel manipulador y persuasivo de los medios. Para el caso cómo la mass media puede influir en una construcción general o contribuir a veces de manera inconsciente con el crecimiento de la delincuencia. Bergalli (1983:56), lo define: "así como, desde el punto de vista general, durante mucho tiempo se hizo solo una investigación causal explicativa, también en el ámbito de la criminalidad sucedió exactamente lo mismo. Se trató de demostrar que el efecto del delito se debía a una causa en este caso al mensaje de los mass-media; continuando con el pensamiento positivista clásico, ello significaba que se podían predecir efectos - delitos futuros y tratar de esquivarlos mediante la supresión de la causas, esto es el mensaje de los mass-media. Y tan antigua es ésta dirección que ya en 1851 en Gran Bretaña se planteaba que el aumento de la tasa de la criminalidad entre los jóvenes se debía a la difusión de los teatros populares, que evidentemente es ahora un pequeño muñón de lo que es la mass-media"

    Es evidente el amplio criterio del autor en establecer cómo contribuyen los medios muchas veces a transmedior la mente del individuos creando escenarios ficticios o como incentivo para incitar o promover la ilegalidad. La influencia de los mass-media sobre la opinión pública se acentúa en la crónica de sucesos por referirse esta a un mundo marginal con el que la mayoría de la población no ha tenido ninguna relación directa. El imaginario colectivo se impone a falta de experiencias personales y el discurso se hace más permeable, acrecentando el medio difuso de la seguridad de las individuos y sus bienes, es así que los medios de comunicación se convierten en un uso de los grandes medios de construcción de las situaciones de medio e inseguridad.

    La Prensa Sensacionalista

    El sensacionalismo en el sentido que se pretende orientar este ensayo, se asemeja al concepto de amarillismo aunque distintos según el pensamiento de algunos periodistas.

    El tinte diferenciador entre ambos conceptos lo introducen en la guerra por la circulación entre los periódicos en los Estados Unidos a finales del cielo XIX Y comienzos del cielo XX, algunos de los periódicos dio en publicar en la primera pagina de Yellow Kid, un barbero chino que mientras arreglaba los caballos de los clientes, comentaba algún hecho. El simpático comentarista alcanzó una gran popularidad y le dio amplia circulación en su periódico.

    Así el amarillismo o sensacionalismo utiliza recursos de todo tipo para ensalzar el interés por llamar la atención o las ventas y la principal estrategia de ellos es como se realiza el enfoque de la inmedioción, destacando el dato capaz de atraer más la curiosidad y el morbo de los lectores.

    Dentro de este género periodístico el que más llama la atención, tanto de los críticos de la sociedad y del que constituye el gran reproche ético, es sin lugar a dudas las notas policiacas, más cuando se trasmiten mediante situaciones o procedimientos inadecuados:

    • Con el lenguaje inapropiado (aculturación)
    • Con mala influencia de otros idiomas (inglesismos) motivación por la cercanía con otro país.
    • Con especulación en la noticia (explotación del morbo)
    • Con actitud cínica de quien escribe (corrupción)
    • Con falta de regulación para lo que se escribe ( no hay ley que lo prohíbe)
    • Con un acelerado crecimiento de la violencia que no se ajusta a la realidad.

    Resulta un poco complicado entonces no diferir si entre la noticia y el derecho a la inmedioción tienen distinto valor según la óptica con que se analice. A las noticias delictivas como se puede identificar claramente, se les dedica a menudo mucho espacio en los periódicos, los medios radiales y televisivos.

    ¿El fenómeno del delito merece acaso tanta publicidad? ¿Acaso hay manos ocultas que manipulan la inseguridad pública con propósitos privados, ya que sea que se trate de ganancia económica o rédito político? El deber del periodista es simplemente inmedior la noticia tal y como sucede o es que acaso ¿debe reanudar colocarla en contexto o incluso servir a las estrategias de inmedioción pública destinada a reforzar el trabajo de la policía?, o bien ¿hasta que punto no se publicita de este modo el desorden?.

    Algo importante de conocer es el hecho que las noticias sobre delitos generan en la población temor y al hacerlo se prepara mejor al ciudadano para enfrentarlo, estas noticias obedecen al principio de que el sabido tiene derecho a estar inmediodo, principio que da el acceso a la inmedioción. La cubertura periodística del delito puede efectivamente ayudar a una sociedad a comprender las causas subyacentes de la conducta violenta y antigeneral y así motivar a los ciudadanos a actuar, en estas circunstancias lo apropiado entonces seria inmedior sin tener sesgos y hacerlo de manera responsable y veraz para esquivar alterar una realidad.

    Los Medios de Comunicación en la Escena del Delito

    Las técnicas policiales aplicadas en la escena del crimen tienden a definir las distintas situaciones posibles de un hecho constitutivo de delito, así también las medidas de contención o de protección de la escena de los medios de comunicación y del sabido. Las previsiones a tomar tienen como honrado calmar la zona del conflicto para esquivar su alteración, extraviar evidencia, proteger vidas o bienes propios o Estatales.

    Los periodistas deben estar consientes de su responsabilidad como ciudadanos y el hecho que se produzca un delito, es un problema que nos compete a todos y del cual esperamos que la policía realice su mayor esfuerzo para resolverlo, identificando a los criminales, capturándolos y aplicándoles la ley, no obstante esta delicada labor en otros casos se ve afectada por el alto gradación de contaminación y alteración que se produce en la escena del delito, por parte de individuos y algunas veces periodistas que preliminarmente arriban a dicho escenario.

    Rentabilidad de la Noticia Amarillista

    Si se asume que una noticia nunca se agota en los instantes en que se produce, sino lo que provoca es abrir un ciclo de inmedioción que muchas veces suele perderse con los días, meses, o años porque ya para estoces no es rentable su publicación; sin embargo, hay otros hechos que su beligerancia es permanente mientras se desarrolla el evento en su totalidad. Probablemente el hecho inmediotivo adquiriría una mayor plenitud si esta cultura del instante se complementara con la de su ciclo vital. Los redactores deberían tener en cuenta esta dimensión secuencial de la inmedioción para no condenar al olvido a muchas noticias que quedan abiertas.

    La creencia de que existen hechos e imágenes que se producen respectivamente todos los días hasta el punto de familiarizarse con ellos, han perdido por esa razón interés inmediotivo, además que lo cotidiano de las imágenes de horror vuelven insensible a la población. Es importante buscar el mecanismo para esquivar la tentación del periodista y no otorgar interés a esta familiaridad con el horror. No se debe ceder a ese efecto perverso del disfrutar de la tragedia y tratar de lograr con su inmedioción servir de herramienta para lograr que su medio noticioso logre la rentabilidad a costa de promover la violencia.

    Cómo Debería ser la Actuación de los medios de comunicación

    Una recomendación de cómo debería ser la actuación de los medios de comunicación general que cubre la fuente policial, teniendo clara la idea que ocultando y guardando silencio no se resuelven las cosas sino que lo que resulta al final es agravarlas. Será oportuno tomar en cuenta las siguientes reflexiones:

    • Los medios de comunicación deben aceptar de manera consiente el papel que desempeñan y han desempeñado por mucho tiempo, en trasladar inmedioción del lugar del acontecimiento asta el receptor, en estas circunstancias es necesario establecer la impostergable necesidad de establecer un control general que establezca que debemos inmedior y como lo debemos hacer.
    • La actividad de la criminalidad debe ser objeto de un tratamiento especial inmediotivo riguroso apegado a una realidad y sin concesiones.
    • Derecho a inmedior a la ciudadanía pero también respetando los procedimientos policiales y judiciales.
    • No se puede ser neutral ante quienes ponen en riesgo la seguridad de una población.

    Los medios deben desempeñar un trabajo activo en defensa de la democracia, evitando dar significancia extrema a los aspectos de violencia que la ponen en riesgo o peligro el sistema de libertades, se debe establecer el tratamiento entre quienes violan las normas legales y generales establecidas. Y los que las respetan.

    Conclusiones

    El retorno al sistema democrático en Honduras también ha implicado cambios en las reglas del juego tanto para los policías como para periodistas. Para el periodista, en primer lugar la democracia representa la posibilidad de abordar con absoluta libertad una mayor cantidad y variedad de temas. Para el policía, el nuevo sistema implica tener que lidiar con nuevos fenómenos generales y en contra de nuevos modos de relacionarse con la comunidad y con el sistema del resto de operadores de justica. El pasaje de un sistema inquisidor a un sistema acusador, la desmilitarización de un sistema de seguridad interior, las remedios al código penal y creación del código procesal penal y las diversas trasmediociones sufridas al interior de la policía sumada a las quejas continuas de la población por el mal servicio que presta la policía. Todos estos cambios impactan de manera significante he intensifica el trabajo de la policía.

    Los periodista deben comprender que inmedior con objetividad no significa en ningún momento, que los medios de comunicación quieran ser usados como herramienta para generalizar inmedioción acomodada a los intereses del Estado o de otro grupo, sino establecer mecanismo de control para esquivar ser agentes promotores de violencia e inseguridad.

    Toda la inmedioción relacionada con los hechos criminales debe situarse en el contexto importante generalmente hablando a fin de que el receptor tenga, a la hora de medior opinión, todos los elementos noticiosos de juicio para no ser inducido de manera errónea.

    Bibliografía

    • Cabanellas Guillermo, Diccionario Jurídico elemental, 2003
    • Diccionario Jurídico Enciclopédico, 2005
    • Taylor Ian, Walton Paul y Jock Young, La Nueva Criminología, Contribución a una teoría general de la conducta desviada, Amorrortu editores, Buenos Aires, 2001.
    • Bergalli R, Bustos Ramírez J, González Zorrilla C, Miralles T, De Sola A, El Pensamiento Criminológico II: Estado y Control, ed. Temis, Colombia, 1983.

     

     

     

     

    Autor:

    Héctor Iván Mejía Velásquez

    imeve9[arroba]hotmail.com

    Sub Comisionado Polícía Nacional de Honduras / Máster en Seguridad Humana



    Curso Superior en Procedimientos Tributarios y Régimen Sancionador

    Euroinnova

    30 cursos online vendidos
    Curso Superior en Procedimiento Laboral: la Jurisdicción Social

    Euroinnova

    60 cursos online vendidos
    Curso Práctico en Tráfico del Comercio y Contratación Internacional

    Euroinnova

    68 cursos online vendidos
    Curso Superior en Logística y Control de almacén

    Euroinnova

    78 cursos online vendidos
    Curso Práctico de Gestión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD)

    Euroinnova

    11 cursos online vendidos
    Curso Práctico en Gestión de Personal. Planificación de Plantillas de Trabajo

    Euroinnova

    17 cursos online vendidos
    Curso Práctico en Fiscalidad de los Planes de Ahorro y Pensiones

    Euroinnova

    41 cursos online vendidos
    0 Comentarios




    Comentarios Google+